Autor

Mayli Estévez

Mayli Estévez

Periodista deportiva en Cuba. Naranja, albiceleste y culé. En ese orden. Disfruto tanto un regate como una obra de teatro callejera. Llevo a la par todas las pasiones humanas porque todavía creo.
Ni «cortos ni perezosos», el fin de semana pasado los «galácticos» de Texas mandaron al inicialista cubano a las duchas frías con un directo «Gracias por todo, Abreu, la mejor de las suertes».
Mientras el mundo ve brillar a los atletas cubanos bajo otros colores, la luz no salva a Cuba, que sigue acumulando deportistas a cuentagotas para lo que seguramente será la delegación olímpica más demacrada de su historia.
Entre la emigración constante de púgiles y la decadencia del deporte en general, que Cuba no consiguiera un equipo completo de boxeo de cara a los Juegos Olímpicos de París 2024 parecía una apuesta segura.
Tanto Mora como Dayán Jorge están centrados en lo que viene y agradecidos de las segundas oportunidades que da la vida. No importa el pataleo desde Cuba.
La semana termina con el sabor de que las cosas para los cubanos en la MLB están como la frase «una de cal y otra de arena», entre novedades amargas, esperanzadoras o expectantes.
El matiz cómico de la 63 Serie Nacional de Béisbol y sus federativos nacionales no defrauda. La periodista Mayli Estévez comenta la expulsión «deshonrosa» del lanzador Jonathan Carbó y el desenlace del caso del «árbitro fantasma», entre otros eventos de la semana.
José «Pito» Abreu enfrenta un año crítico para su carrera en la MLB. Con un inicio lento y relegado a las Ligas Menores, la pregunta es cuánto tiempo tardará en recuperar la forma, o si estamos frente al final más amargo del inicialista cubano.
La 63 Serie Nacional de Béisbol no deja de sorprender para mal a los fanáticos de la pelota cubana. Esta semana arrancó con dos nuevas actuaciones deplorables para el principal evento deportivo del país.
Los federativos del béisbol cubano no demorarán mucho en reaccionar ante la selección de sedes del VI Clásico y como siempre llegará el discurso plagado de lamentos. Pero tendrán que jugar, ¿o no?
Esta semana, dos agresiones físicas a árbitros nacionales empañaron aún más el panorama de la pelota cubana, entre la violencia y los errores habituales.
Cuba pudiera terminar entre las 20 mejores naciones del medallero, con cuatro o cinco títulos olímpicos, pero estaría muy lejos de celebrarlo como un éxito de su sistema deportivo.
No había que ser Nostradamus para adelantarse a que la 63 Serie Nacional de Béisbol dejaría más de un desastre organizativo. ¡Y eso que acaba de arrancar!
Detractores o defensores aparte, Yuliesky Gurriel tiene madera para un año más en el máximo nivel.
2024 será otro año en blanco para la base del béisbol cubano que se tambalea y tambalea y a nadie parece importarle.
No hay dudas de que el talento atlético en Cuba sale de debajo de una piedra, pero un diamante no se puede pulir solamente con «creatividad» y «resistencia».

Autores

Mayli Estévez

Mayli Estévez

Periodista deportiva en Cuba. Naranja, albiceleste y culé. En ese orden. Disfruto tanto un regate como una obra de teatro callejera. Llevo a la par todas las pasiones humanas porque todavía creo.

Ni «cortos ni perezosos», el fin de semana pasado los «galácticos» de Texas mandaron al inicialista cubano a las duchas frías con un directo «Gracias por todo, Abreu, la mejor de las suertes».
Tanto Mora como Dayán Jorge están centrados en lo que viene y agradecidos de las segundas oportunidades que da la vida. No importa el pataleo desde Cuba.
José «Pito» Abreu enfrenta un año crítico para su carrera en la MLB. Con un inicio lento y relegado a las Ligas Menores, la pregunta es cuánto tiempo tardará en recuperar la forma, o si estamos frente al final más amargo del inicialista cubano.
Esta semana, dos agresiones físicas a árbitros nacionales empañaron aún más el panorama de la pelota cubana, entre la violencia y los errores habituales.
Detractores o defensores aparte, Yuliesky Gurriel tiene madera para un año más en el máximo nivel.
Mientras el mundo ve brillar a los atletas cubanos bajo otros colores, la luz no salva a Cuba, que sigue acumulando deportistas a cuentagotas para lo que seguramente será la delegación olímpica más demacrada de su historia.
La semana termina con el sabor de que las cosas para los cubanos en la MLB están como la frase «una de cal y otra de arena», entre novedades amargas, esperanzadoras o expectantes.
La 63 Serie Nacional de Béisbol no deja de sorprender para mal a los fanáticos de la pelota cubana. Esta semana arrancó con dos nuevas actuaciones deplorables para el principal evento deportivo del país.
Cuba pudiera terminar entre las 20 mejores naciones del medallero, con cuatro o cinco títulos olímpicos, pero estaría muy lejos de celebrarlo como un éxito de su sistema deportivo.
2024 será otro año en blanco para la base del béisbol cubano que se tambalea y tambalea y a nadie parece importarle.
Entre la emigración constante de púgiles y la decadencia del deporte en general, que Cuba no consiguiera un equipo completo de boxeo de cara a los Juegos Olímpicos de París 2024 parecía una apuesta segura.
El matiz cómico de la 63 Serie Nacional de Béisbol y sus federativos nacionales no defrauda. La periodista Mayli Estévez comenta la expulsión «deshonrosa» del lanzador Jonathan Carbó y el desenlace del caso del «árbitro fantasma», entre otros eventos de la semana.
Los federativos del béisbol cubano no demorarán mucho en reaccionar ante la selección de sedes del VI Clásico y como siempre llegará el discurso plagado de lamentos. Pero tendrán que jugar, ¿o no?
No había que ser Nostradamus para adelantarse a que la 63 Serie Nacional de Béisbol dejaría más de un desastre organizativo. ¡Y eso que acaba de arrancar!
No hay dudas de que el talento atlético en Cuba sale de debajo de una piedra, pero un diamante no se puede pulir solamente con «creatividad» y «resistencia».

Cargando más resultados

bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification